A lo largo de los años, si hay algo que aprendí y a lo que me dedique los últimos 11 años de mi vida, fue a dar clases de Pilates y a formar instructores del método. Siempre mi preocupación era que dicten buenas clases, que estudien, que practiquen, pero sobre todo, que sean criteriosos a la hora de dar ejercicios y que sean sumamente cuidadosos con la integridad física de los alumnos.

  • Para formarse como Instructor del Método, debes elegir la mejor escuela según creas conveniente, esta formación debe tener contenido teórico y práctico, personalmente te aconsejo que sea de modo presencial.
  • Enseña los principios: no se puede no saber respirar correctamente y no saber del “Power House”(PH).
  • Debes ser todo un “Pilatero”, el verdadero instructor debe contar con muchísimas horas de entrenamiento.
  • Todo buen instructor no deja el reformer sin resortes y mantiene el salón ordenado para las siguientes clases.
  • Le pregunta a sus alumnos nuevos sobre su salud y sobre sus restricciones.
  • Adapta o modifica los ejercicios según lo crea conveniente.
  • Creativo: La creatividad en el instructor es clave para que sus alumnos sigan apostando a sus clases. Sé creativo, sorprendeles y supera sus expectativas. Las clases grupales pueden llegar aburrir y lesionar a sus integrantes (si es que no se controla).
  • Cuida las posturas complejas, como trabajar sentado o decúbito lateral. Tomate el tiempo necesario para enseñar y corregir la técnica de lo que enseñes.
  • Puede utilizar otras tecnicas o metodos, es importantísimo estar abierto a utilizar otros ejercicios durante la sesión. la prioridad es el alumno, que necesita instructores con estudio y criterio.
  • Trabaja en equipo: si el alumno viene con prescripción médica o si el médico indica algún ejercicio en particular, un buen instructor debe estar abierto a recibir indicaciones y sobre todo si vienen de parte de un profesional. Comunicarse con los médicos o kinesiólogos de nuestros alumnos es una manera responsable de acompañar ciertos tratamientos y de aprender de los que saben.
  • Empatía: un buen vinculo con nuestros alumnos, mostrar interés en lo que necesitan o sienten durante la clases.
  • Usa la regla “NO DOLOR”: si tus alumnos te cuentan que tal ejercicio les dejo dolor, o que están sintiendo molestias durante la actividad, que paren de hacerlo, enseñarles a cuidar y escuchar su cuerpo.
  • Pide certificado de aptitud física, cuida a tu alumnos y a ti, como instructor y persona.
  • Motivalos: si faltan a las clases, tienes que decirle que eso lo perjudica, y si tienen asistencia perfecta, felicitalo y que no se rindan!
    Si eres alumno: busca el buen profesional acorde a tus necesidades y recuerda estos consejos que pueden ayudar a orientarte para elegir un buen Instructor.

Y si eres instructor recuerda que los alumnos necesitan lo mejor de ti, esfuerzate para ser el mejor de los instructores, y estudia, estudia mucho, y si hay algo que no entiendes o sabes, pregunta a algún profesional, pero no te quedes con la duda, nadie nació sabiendo todo!

Gracias por leerme, y si tienen mas consejos para dar y compartir, son bienvenidos!

 

Brenda

One Response to 13 consejos para ser el instructor de Pilates “favorito”
  1. Hello! Cool post, amazing!!!


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *