En mis diez años de profesora, hace aproximadamente 5 años, empecé a recibir alumnas con Fibromialgia. Al principio les armaba rutinas de clases convencionales donde se incluía la movilidad, el trabajo con poco peso, y siempre con la regla del no dolor. El objetivo con estas alumnas no era más que el de “elongación y movilidad”, y para lograr este debía “salirme” un poco de darle solo Pilates. ¿por qué? Estas alumnas demostraron dolor en todo el cuerpo, algunas personas podían describir lugares de dolor puntual en una zona del cuerpo y otras no, el dolor era “generalizado”. Tuve casos de alumnas que con el transcurso de las clases había mejoría y otros casos donde no pudieron venir más de 4 clases. Todas presentaban un patrón particular: el Stress. Cuando hablo de Stress, me refiero a todo tipo: problemas laborales, sentimentales, familiares, todos los casos hacían referencia a algo “emocional”. En el campo de la medicina, se las llama: enfermedad psicosomática. Hay mucha gente que se resiste a relacionar que el estado anímico influye directamente en el cuerpo físico. Si bien siempre creí esta teoría, tuve la suerte de “comprobar una vez más” que es así (y bien contenta que me puse), cuando lo escuche de mi Profesora de la Catedra de Semiopatologia 1, que contó que la Fibromialgia es  la enfermedad del alma, y me quede pensando en eso.  Fue ahí que se me ocurrió hacer esta nota para contar mi experiencia, relacionarla con conceptos y extractos de un libro que me regalo otra querida profesora que se llama “El libro de las emociones”. Acá vamos:

Concepto: la Fibromialgia, puede definirse como un proceso inflamatorio que afecta a las partes blandas del aparato locomotor, constructo clínico que nos sirve para explicar la existencia de personas con dolor generalizado, persistente e idiopático.

Epidemiología: predomina en el sexo femenino, la edad de aparición varía: 30 y 50 años.

Etiología: la causa es desconocida, algunos pacientes niegan la existencia de factores desencadenantes, otros señalan enfermedades víricas de tipo gripal, traumatismos, intervenciones quirúrgicas o sobrecargas emocionales. Es frecuente hallarla con otras enfermedades reumáticas.

Clínica: Definida como un reumatismo en tejidos blandos, en rigor, lo más claro que sabemos es que es DOLOR, intenso, profundo, generalizado, hasta llegar en muchos casos a ser invalidante. Generalizado porque está presente en cada una de las siguientes localizaciones: en ambos lados del cuerpo, sobre y bajo la cintura, a lo largo de la columna vertebral, en las extremidades y hasta el cuero cabelludo.

Encontramos 18 “puntos gatillo”, o sea, sensibles a la presión digital, el dolor en 11 de los mismos permite un diagnóstico presuntivo que debe complementarse con variados estudios que permitan un diagnóstico diferencial y confirmen que no nos encontramos ante otras posibles patologías sino ante un caso de fibromialgia.

Desde el punto de vista holístico, la fibromialgia es el trastorno que se pone de manifiesto “cuando el alma duele”. El Ser ha “enquistado” en todos sus cuerpos (físicos, mental, espiritual) la memoria de dolores pasados: injusticias, traumas, traiciones, penas, amarguras, etc… ¡Y no ha conseguido trascenderlas, ni librarse de ellas! Ese dolor que los afectados de fibromialgia sienten es una manifestación que combina la falta de energía y el desequilibrio del organismo. Es muy común que

los pacientes que la padecen no se hayan enterado, e incluso que la nieguen. Pero el dolor que se siente es siempre, indefectiblemente, un aviso del cuerpo.., ¡y por supuesto, no lo duden, también un aviso del alma!”. Somos cuerpo, somos mente y esta unidad en permanente interacción debe ser atendida en equipo por todos los especialistas que tratan a cada paciente. Cada persona percibe y procesa situaciones de su vida de una forma particular y es éste el espacio sobre el que se puede trabajar con el objetivo de modificar los síntomas, entendidos éstos respuestas inconscientes expresadas en un lenguaje corporal en las que es innegable la predisposición constitucional de cada sujeto.

Entonces ¿qué es una emoción? “El diccionario nos dice que la raíz latina de la palabra emoción es “emovere”, formada por el verbo “motere” que signifca mover y el prefijo “e” que implica alejarse, por lo tanto la etimología sugiere que una emoción es un impulso que nos invita a actuar”. También escuche en mis clases, que esta enfermedad se cura con terapia, en ocasiones con Psicólogo y en ocasiones con Psiquiatra, por supuesto que ayuda el ejercicio físico, no solo Pilates, sino Yoga, Reiki, Eutonia, Kinesiología, todo lo que nos haga bien en el sentido espiritual. Tenemos que convencernos que nuestro espíritu, que esta ahí dentro nuestro, necesita también desnudarse de vez en cuando y renovarse en ocasiones. Sé que es difícil, no es fácil mirar hacia adentro, pero vale la pena, al fin y al cabo buscamos estar mejor, no?

“No late de la misma manera un corazón deprimido, que uno gozoso, y por lo tanto, no envía al cerebro, la misma cantidad de sangre, por lógica, podemos deducir que un estado emocional alerta, determina la forma en el cerebro procesa la información que obtiene del mundo exterior”.

Señores, profesores, instructores, profesionales, colegas, con esta nota quiero hacerles llegar mi humilde opinión: una persona con esta patología, necesita que la escuchen como también que le aconsejen lo mejor para ella, seamos transparentes, y brindemos toda información que pueda ayudarla, lo ideal es que exista un equipo interdisciplinario, en donde fluya la comunicación y el seguimiento de la enfermedad, hay que saber derivar cuando no podemos abarcar algo escapa de nuestro conocimiento, eso nuestro alumno/paciente lo va agradecer.

Otro dato: Existe una Fundación de Fibromialgia en Argentina donde brindan información, charlas, asesoramiento. Buen dato! pásalo.

 

Brenda Matheson.


Extractos y bibliografía:

  • *http://www.lafibromialgia.com.ar/
  • *El libro de las emociones, Laura Esquivel
  • *http://luzdeandromeda.blogspot.com.ar/2013/10/fibromialgia-cuando-el-alma-duele.html
  • *Libro de las Enfermedades Reumáticas SER, Editorial Panamericana.

 


 

Imagen:

Sitio Web de  INSTITUTO DE NEUROLOGÍA Y NEUROCIENCIAS APLICADAS (INNAP)

One Response to Fibromialgia, cuando alma se manifiesta.

[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *