Pilates es una disciplina que arrancó alrededor de 1920, el creador se llamaba Joshep Pilates, era todo un autodidacta y unos de los pioneros en crear técnicas de fortalecimiento físico.

Esta técnica no tardó demasiado en difundirse entre actores y bailarines de la época, consagrando así, el Estudio de Pilates como el lugar favorito para entrenarse y rehabilitarse de lesiones.
Los estudios de Pilates, desde la década del 90 se han multiplicado alrededor de todo el mundo, y en Argentina precisamente, el “boom” de Pilates sigue vigente, por eso, en esta nota, te cuento lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu lugar favorito.

  • Los profesores de Pilates, reciben diferentes tipos de capacitación, no todas la escuelas siguen la misma línea, con lo cual vamos a encontrar profes que “den fuerte” o “lento”, el consejo es que tomes una clase de prueba antes de anotarte y descubras que estilo te gusta mas.
  • Si nunca probaste Pilates, hacerlo sobre el Reformer o “la camilla” es más aconsejable para empezar que en el Mat. El Reformer te ayuda.
  • A tu profesor siempre debes contarle todo tu “historial clínico”. Es de super importancia que nos cuentes qué te duele, si alguna vez te fracturaste, si fuiste mama hace poco tiempo, si tienes calambres, si fumas, si haces otras actividades, como esta tu columna, a que te dedicas, etc.
  • Cuantas menos personas en clase mejor. Huye de las clases de 20 personas. Lo “ideal” sería que estas sean semi-personalizadas (entre 1 y 5 personas), o personalizadas, claro que esto también las encarece.
  • Si estás embarazada o en pleno proceso de menopausia, o en rehabilitación, pilates también es muy recomendable. Hay ejercicios adecuados para cada persona, edad y estado, sólo es necesario que el profesor adapte los ejercicios a ti, por eso es tan importante que las clases sean lo más personalizadas posible.
  • Si sos o fuiste asmático, el tipo de respiración de Pilates te va ayudar Y MUCHO!. Es muy importante que te enseñen la respiración y que te concentres para realizarla bien, si no respiras correctamente, no es Pilates! (aunque suene ortodoxo).


Ojala que las ganas de hacer Pilates no sean pasajeras, sino una forma de vida junto a una rutina cotidiana que te mejore la calidad de vida.

Espero que estos consejos te ayuden para elegir tu lugar favorito y hacer mucho Pilates!
Brenda Matheson

Foto: estudio de Pilates en Madrid http://www.pilatesmalasanamadrid.com/

One Response to Consejos para elegir un estudio de Pilates y no dejar en la primera clase
  1. Muy interesante! Yo ya tengo mi lugar favorito y es NEXO!


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *